La bodega 

En el restaurante Reina de Port Lligat, Rafael y su equipo, en una de las habitaciones antiguas de la casa, con paredes de piedras grandes de río, hicimos la cava de vino. Refrigerada con una temperatura y humedad óptima para la conservación de grandes vinos. 

Diseñamos unas cajas echas de vidrio grueso donde reposan todos los caldos de uva embotellados, de jóvenes a viejos. Expuestos en la posición aconsejada viendo la piedra de río de fondo con una luz del diurna  tamizada por ventanas especialmente tintadas para este proyecto. 

Podemos encontrar más de un 50 % de vinos Ampurdaneses de la región, con un 40% de vinos de la península extremadamente seleccionados y un 10%  de vinos extranjeros.

Todos ellos han sido escogidos para que nuestros comensales puedan disfrutar de aromas, percepciones y un gran emparejamiento con los platos creados por Rafael.  

Carta